Pixabay Congerdesign
Reflexiones

Pesad@s

Que levante la mano quien tenga algún pesad@ en su vida. Vale, esto es un poco raro…Digamos que, al menos, un 50% me ha hecho caso y que, al menos, un 25% ha estirado su brazo. Prosigamos. Es una evidencia que en este mundo tiene que haber de todo, pero l@s pesad@s podrían ser perfectamente la excepción que confirmase la regla. Yo no iba a poner una reclamación a quien sea que lleve estos asuntos.

Diseñado por Freepik
Freepik

Mira que hay gente maravillosa habitando el planeta tierra, pero luego está esa clase de ser humano descendiente de la larga estirpe de los plastas, emparentados con la tribu de los cansinos, pertenecientes a la saga de los plomizos y vinculados estrechamente con el clan de los cargantes. Sí, son gente con trayectoria y abolengo.

Como en todo, hay distintos tipos. Los ha clasificado el Instituto de Plastometría de la Universidad de la Pesadez o, lo que es lo mismo, una servidora. Comencemos por los más evidentes y vayamos incrementando la intensidad.

Pesado electrónico

Pixabay Jeshots
Pixabay Jeshots

Son gente que se ha tomado muy a pecho lo de que la tecnología permite una comunicación instantánea. Se olvidan de un elemento indispensable. Es tan inmediata como al pimpollo que haya pegado al otro lado de la conversación de Whatsapp le dé la real gana. Pero no terminan de aceptarlo. El servicio de mensajería, encima, les ríe las gracias y añade opciones para que su ansia de rapidez sea cada vez más insoportable.

Identificarás si tienes alguno de estos en tu agenda de contactos porque ellos solos son capaces de generar igual o más mensajes que un grupo. Lo que pasa es que al quinto, el tono se transforma y pasa a contener, de diversas formas, el siguiente contenido: “¿Estás? ¿Me contestas? ¿Por qué no me has respondido? ¡Vuelve! ¡Háblame!”. A lo que tú, gente de bien y diplomática, optas por contestar al rato para no revelar la verdad del asunto: “Porque ahora mismo no puedo o no quiero, pedazo de mendrugo. Como reciba otro Whatsapp tuyo, te bloqueo, lo juro. Maldito plasta de mier…”. Coles. Miércoles, miércoles.

Pesado gastronómico

Diseñado por Freepik
Freepik

Probablemente exista un espécimen de estos en tu grupo de amigos, tus compañeros de clase o del trabajo. Su relación con la comida es, como poco, extravagante y, en lugar de interiorizarlo, lo comparten con el exterior (por supuesto, quedan excluidas de este grupo las personas con alergias e intolerancias). Esta clase de pesado tiene por costumbre convertir lo de pedir comida en un restaurante en una odisea . Bien porque no le gusta nada de la carta, bien porque tiene firmes creencias de que la mitad de lo que hay es perjudicial para la salud o bien porque es de esa gente que queda para cenar/comer pero nunca tiene hambre.

En los tres casos, si además vas solo/a con el/la susodicho/a, el desenlace de la criba al menú puede terminar en: “Por favor, nos pone dos vasos de agua y dos sobres de azúcar”. A lo que tu acompañante, seguramente, te dirá: “Uy, el azúcar de mesa es malísimo”. Y entonces tú, brava, te levantarás, abrirás el sobrecito sobre su cabeza y le dirás: “Pues todo para ti, cansino de los hue…”. Sos. Huesos, huesos.

Pesado organizativo

Diseñado por Freepik
Freepik

Es mi preferido sobre todos los plastas del universo. Yo creo que son una versión más evolucionada del ser humano (o eso deben de pensar ellos). La cuestión es que a la hora de llevar a cabo la planificación, la toma de decisión y la ejecución de cualquier aspecto vital (un viaje, una comida, un reencuentro, unas cervezas…), ell@s tienen la sabia función de criticar toda idea aportada. Eso sí, en su discurso no encontrarás colaboración por su parte.

Ell@s tienen alma de jurado del talent show y se limitan a decirte que tu propuesta es basura. Las suyas, por otro lado, son tan útiles como inexistentes. El problema es que, por un fenómeno inexplicable, el resto del grupo le hace caso y se desechan ideas válidas (a esto lo he llamado “el efecto dominó”). Finalmente, termináis haciendo algo a lo que esa persona ha dado el visto bueno, pero cancela asistencia por tener otro compromiso. Tú en ese instante lo que quieres es gritar: “¿Por qué? ¿Por qué lo metí en el grupo? Nunca más, nunca más, impertinente de los coj…”. Ines. Cojines, cojines.

Pesado social

Diseñado por Freepik
Freepik

Puedes reconocer un ejemplar de estos si detectas a este tipo de persona al que le encanta ser el centro de atención sobre todas las experiencias que le brinda su existencia. Es gente que te saluda eufóricamente, aunque le caigas mal, que habla en un tono de voz bastante elevado para el tímpano humano, que se marchita cuando ve desaparecer el foco sobre sus ocurrencias.

Pasa que, aun así, logran redirigir el rumbo de la conversación o reunión a ell@s porque si no consiguen captar miradas con sus chistes, sacarán su as en la manga: sus dramas. Entre la tragedia y la comedia mantienen su espectáculo que, en ocasiones, roza lo grotesco. Y tú, mientras tanto, ves el curso de tu tarde/mañana/noche en manos de las necesidades sociales de un solo individuo. En realidad, lo que deseas es levantarte de la silla y espetar: “Me voy, no te soporto más, pelmazo del demo…”. Liciones. Demoliciones, demoliciones.

En fin. Ayer entregué este informe a los responsables del Instituto de Plastometría y me han despedido. Dicen que tengo una compatibilidad de más del 10% con la patología de la pesadez (sólo fueron un par de veces, lo juro)…así que, nada, están buscando sustituto. ¿Qué? ¿Quieres reemplazarme o también eres uno de estos tipos de pesado?

¿Eh?

¿Hola?

¿Estás ahí?

¡Contéstame!

¡Vuelve!

¿Ya?

¿Y ahora?

¿Me vas a responder hoy o tengo que esperar a mañana?

¿Hola?

Diseñado por Freepik
Freepik

 

María Reig. 

Anuncios

2 comentarios en “Pesad@s”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s